Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015

Castle Clash, cómo subir tu poder

Castle Clash es un juego freemium de estrategia disponible para Android, iOS y ahora también para las nuevas plataformas móviles de Amazon y Windows Phone. El objetivo del juego es crear un pequeño poblado en una tierra épica donde puedes disponer de tropas y héroes para su defensa, para misiones en diversas formas o para atacar a otros jugadores. En las misiones y los ataques, así como con los propios edificios de tu castillo, recopilas distintos tipos de recursos que, gestionándolos de la manera adecuada, te hacen subir de poder, lo que a su vez te hace estar cada vez más arriba en la tabla clasificatoria, en el ranking general del juego (en el servidor que tengas instalado). Sólo en el español hay varios millones de descargas y al menos medio millón de jugadores más o menos activos. Personalmente es uno de los atractivos del juego: superar al resto de jugadores.

En el juego hay dos estrategias básicas, un pequeño grupo que se centra en el ranking de la arena, donde enfrentas a 5 ó …

Mi vecino Miyazaki... o el viaje de Ghibli

Y es que así se tenía que haber titulado este libro, “El viaje de Ghibli”, reutilizando el título de una de las películas emblemáticas del estudio cinematográfico, El viaje de Chihiro, porque más que un libro sobre la obra de Miyazaki es una guía sobre la producción de películas de Studio Ghibli.

El libro

Lo más destacable de este libro es que sus autores son dos jóvenes blogueros, de Madrid y Málaga, responsables de la comunidad Generación Ghibli, presentes en Blogspot, Facebook y Twitter. Y lo segundo que es una guía que incluye toda la obra creada hasta el momento por el septeto de directores que han trabajado para la firma, al contrario que la Antología del Studio Ghibli I y II, que no llega a las últimas tres películas.

Ahora bien, Ghibli no hubiera sido Ghibli sin Hayao Miyazaki porque han sido sus obras maestras las que han creado un estilo único que no pasa desapercibido y que atrapa a todo aquel y aquella que se acerca a sus historias, por ello daremos un voto de confianza al…

Caminata a Candelaria, un año más

Cualquier excusa sirve para calzarse las botas. Y para mí, las botas, es una de esas cosas friki, quizás más respetada, así que aquí estoy, contándote la caminata de ayer. Si no eres de Canarias o, mejor, de Tenerife, es probable que no hayas oído hablar de la Peregrinación a Candelaria que se celebra todos los años de manera masiva desde el día anterior a la Asunción de la Virgen, el 15 de agosto.

La caminata

Quizás sea una de las más largas de las muchas peregrinaciones que hay por el país, con una media de 20 kilómetros que se realiza en unas 4 a 6 horas, según tú, tus acompañantes y si cargas agua u otros líquidos refrescantes, léase cerveza o ron. La más tradicional es la que discurre por la Carretera Vieja del Sur que pasa por el popular barrio de Taco donde confluyen las dos principales mareas de peregrinos, los que vienen desde San Cristóbal de La Laguna y los que vienen desde Santa Cruz de Tenerife, la capital de la isla.

Pero no son las únicas rutas, desde el norte la tradic…

Death Note: sobre la vida, la muerte y la justicia

Neko-li, del blog Crazy Otakus, lleva casi un año diciéndome que debo ver, sí o sí, Death Note. Pero, si bien me encanta la animación, especialmente películas (me declaro fan incondicional de todo lo que lleva la firma Ghibli y Dreamworks), ya era fan de Mazinger Z en 1978 (cuando aún me sacaba los mocos) y me encantó descubrir el mundo de One Piece (ya siendo un señor padre), reconozco que las series anime nunca me han atraído especialmente. Me refiero a ese concepto de capítulos y más capítulos que giran interminables sobre un mismo momento, con ese concepto tan japonés en el que parece que la historia no avanza (creo que el mejor ejemplo es Dragon Ball y su más que estirada emisión). Por ese motivo ver Death Note se fue posponiendo una y otra vez.
Hasta que cayó en mis manos la colección completa de los 37 capítulos (¡gracias Joshua!). Y todo cambió. El primer capítulo te atrapa y hasta el número 25 no puedes evitar quedar enganchado al cómo-sigue-ahora. En el capítulo 26 se recopi…

Lo siento, pero no puedo venderlos

Iba a empezar este texto, porque llamarlo reflexión o ni mucho menos artículo sería de una pretensión inaceptable, sobre por qué escribo un blog, pero como no viene a cuento y además lo hago porque me sale de las criadillas, vamos a saco con la frase del título.


“Lo siento, pero no puedo venderlos, es superior a mí", no fue exactamente así como lo escribí en el Whatsapp, pero era la intención, tanto cuando se lo tecleé a Juan Diego, a la par gran coleccionista, como cuando lo tecleé en el grupo Only 1:24, a la par foro, grupo de Facebook (Coches Escala 1:24) y grupo de Whatsapp (eso no lo puedo enlazar, obviamente), además panda de gente de la que, a priori y sin conocerla mucho, diría que son un equipazo lleno de buen rollo y mejor arte por no hablar de apasionados por el mundo del automóvil.

Para entender esa frase, en su contexto, tendrías que ser coleccionista, pongamos que de monedas o de recuerdos, de libros o de ilusiones, de juguetes o de frases, de lo que fuera, pero de …